Nice Town

Toledo, bonita ciudad

Mes: diciembre 2019

Estación de autobuses

La estación de autobuses de Toledo se encuentra en la avenida Castilla-La Mancha, muy cerca del río Tajo, y a 500 metros de la estación de ferrocarril, en una zona de singulares vistas del monumental Toledo.

Desde su entrada se puede ver, entre otros, el río, Las Vegas, el Palacio Galiana, la estación de ferrocarril, el Castillo de San Servando, la Academia de Infantería, el Puente de Alcántara y el Alcázar.

Museo de la Fundación Duque de Lerma

El Museo Fundación Duque de Lerma de Toledo expone pinturas de diversos maestros, entre ellos El Greco, junto a diversas piezas suntuarias y cerámicas que pueden contemplarse en la Biblioteca y la Farmacia del antiguo hospital. Además, aloja en sus dependencias el Archivo de La Nobleza.

El museo depende de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, fundación aprobada por orden ministerial de 20 de Octubre de 1.980; es una institución cultural privada creada por voluntad de la Excma. Sra. Doña Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, actual Duquesa de Medinaceli, con el objeto de conservar, restaurar, reintegrar, estudiar, promover y difundir el patrimonio histórico tanto material (inmueble, mueble y documental) como inmaterial (tradiciones, devociones, rituales, …) vinculado, a través del tiempo, a su Casa. Se ubica en el llamado Hospital de Tavera, propiedad de la Casa de Medinaceli, en los extramuros de la ciudad de Toledo.

Hospital de Tavera

La fundación se debe a la Duquesa viuda de Lerma quien restauró y acondicionó el antiguo Hospital de Tavera, también denominado Hospital de Afuera y la vinculó a la casa de Medinaceli. El edificio fue erigido, en 1544, por el Cardenal Tavera, enterrado en la Iglesia del Hospital y cuyo sepulcro es obra de Alonso Berruguete. El proyecto lo hizo Bartolomé de Bustamante, continuando las obras Covarrubias, los Vergara y, más tarde, Vandelvira. El museo expone importantes pinturas de El Greco y diversos maestros de primerísima fila: Ribera, Berruguete, Tintoretto, Lucas Jordán, Canaletto, Tristán, Sánchez Coello, etc. que alternan tapices, mobiliario y objetos suntuarios con una magnífica biblioteca. Su famosa farmacia guarda una importante colección de botes de cerámica de Talavera y Puente del Arzobispo, destacando en el conjunto de tarros, redomas y frascos un mueble decorado y con un gran número de cajones, denominado el ojo del boticario. Especial mención debemos hacer del patio renacentista.

Plaza de Toros

Tras concluir las fiestas de la Virgen del Sagrario de agosto de 1865, en la que se había realizado una interesante feria ganadera en la Vega Baja y una exposición de muestras en el patio del Hospital de Tavera, diversas personas implicadas en la vida municipal, industrial y comercial de Toledo se animaron a promover una sociedad privada para levantar un coso taurino como un aliciente más para futuras fiestas y ferias. El primer paso se dio el 31 de aquel mismo mes, en una convocatoria abierta a todos los “vecinos y residentes” de la ciudad. De inmediato se creó una comisión constituyente formada por veintitrés miembros, entre los que figuraba el alcalde Gaspar Díaz de Labandero, el cual salió elegido presidente por aclamación a la vista de sus múltiples y positivas intervenciones en Toledo.

De inmediato se supo de la existencia de trescientos suscriptores interesados en adquirir alguna de las ochocientas ochenta y cuatro acciones con que podía partir la naciente sociedad, fijándose un valor nominal de 500 reales por cada acción.

En septiembre de 1865 se aprobaron las bases de la Sociedad Labandero, Bringas, Villasante y Compañía, con diez vocales más para formar la Junta Constructora de la Plaza con un capital inicial de 539.000 reales para afrontar un presupuesto estimado inicialmente en 600.000 reales. También se aprobó que, tras la conclusión de las obras, se crease una Junta de Explotación para gestionar la posterior administración de la plaza. Con el tiempo ésta se reconoció como sociedad Propietaria de la Plaza de Toros de Toledo, que tras diversos cambios estatutarios y del accionariado ha llegado hasta la actualidad en forma de de una Junta de Propietarios.

Farmacia Esmeralda García-Rojas

Tu espacio de salud (salud, bienestar, belleza).

Bar Ávila

Cocina tradicional. Bar ubicado en frente del Hospital Virgen de la Salud, en la calle Galicia, 1, de Toledo (haciendo esquina con la Avenida de Barber). Es un restaurante de comida tradicional.

El precio del menú es desde 9,00. Tiene capacidad para 100 personas. Cuenta con los siguientes servicios: internet wifi, aire acondicionado, terraza/jardín, acceso discapacitados, calefacción, parking próximo.

El horario de apertura es de 08:00-18:00. Acepta el pago con tarjetas de crédito.

Hospital Virgen de la Salud

El 30 de mayo de 1965, el ministro de Trabajo, Romeo Gorria, junto a sus homólogos de Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Honduras y Perú, inauguraba la Residencia Sanitaria ‘Nuestra Señora de la Salud’, que se levantó en el barrio de Palomarejos y que costó 100 millones de pesetas.

La Residencia, que comenzó a construirse en abril de 1961, constaba de 7 plantas, 217 camas y 6 quirófanos. En aquel momento, la atención sanitaria la prestaban 55 médicos, 28 enfermeras, 21 auxiliares de clínica y 10 religiosas.

El Hospital Virgen de la Salud fue inaugurado como Hospital General Básico y Residencia de la Seguridad Social, atendiendo a la demanda de la población. Hasta ese momento, en Toledo se prestaba atención sanitaria en el Hospital de la Misericordia, dependiente de la Diputación Provincial.

Desde el principio de su historia destaca como uno de los grandes y más innovadores hospitales de la Seguridad Social, con destacados servicios asistenciales y un grupo de jóvenes profesionales que van a darle un elevado nivel científico y asistencial y que incorporan, entre 1970 y 1975, todos los servicios que caracterizan a un hospital moderno.

Hospital Materno-Infantil

El Hospital tuvo dos ampliaciones sucesivas en los años 1970 y 1973, incorporando un nuevo edificio de hospitalización Materno-Infantil, servicio del que carecía hasta entonces, así como un nuevo bloque quirúrgico.

El Hospital sufrió un incendio en 1987 que obligó a una evacuación urgente. Durante este siniestro falleció el bombero Pablo Carrasco.

Actualmente, el Hospital Virgen de la Salud forma parte del Complejo Hospitalario de Toledo junto con el Hospital Virgen del Valle y el Hospital Provincial, así como los Centro de Especialidades (CEDT) de Toledo, Illescas, Ocaña y Torrijos.

Parque de las Tres Culturas

El Parque de las Tres Culturas se levantó en los antiguos terrenos dedicados a la hípica de la Escuela Central de Educación en una extensión de 10 hectáreas. Fue inaugurado en 1995 por los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía. En 2009 fue reformado completamente. El 70% del parque son zonas ajardinadas. El resto lo forman paseos, fuentes, lagos artificiales, un anfiteatro y otros elementos: un merendero en la zona central del pinar, una zona de rehabilitación para mayores junto a la estatua de Alfonso X y tres áreas de juegos infantiles por franjas de edades.

Convento de Jesús y María

El antiguo Convento de Jesús y María es la última congregación dominica que se fundó en Toledo. Fue fundado por Doña Juana de Castilla hacia fines del siglo XVI. El edificio es una obra del siglo XVII que cuenta con algunas yeserías del siglo XIV. Tras pertenecer a los señores de Malpica y a los señores de Tejada, comenzó su utilización como convento en el año 1601 tras una cesión de estos últimos señores.

A finales del pasado siglo XX, las monjas dominicas se trasladaron a otro convento más moderno y el añejo edificio fue adquirido en 1984 por el Ministerio de Cultura para instalar en él la sede del Archivo Histórico Provincial de Toledo.

La vida contemplativa dominicana, surge por iniciativa de Santo Domingo de Guzmán, fruto de su corazón orante. La Orden fue instituida para “la predicación de la palabra de Dios, propagando por el mundo entero el nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Honorio III). Las monjas dominicas son parte esencial de la Orden de Predicadores y ayuda eficaz para la vida espiritual y el ministerio de los frailes. El fin de la Orden, “que es comunicar a los demás las cosas contempladas, no puede ser alcanzado según la plenitud que le es propia, sino a través de la cooperación de todos los miembros de la familia. La existencia de un convento es una prueba de lo Absoluto de Dios. Una manera de predicar su real existencia. Si una comunidad monástica está viva, irradia alegría. Desde el amanecer oran para mantener la unión con Dios y la humanidad, a quien de continuo traen a nuestro ambiente. Siguen silenciosamente el mismo camino doloroso de los hombres, se interesan por sus angustias, las asumen y hacen propias. Estudian para nutrir la contemplación, sobre todo en la realidad en que vivimos, y trabajan para unirse a la gente que gana su pan con el esfuerzo y el sudor.Hay muchas leyendas acerca de su origen (incluyendo un supuesto origen persa), pero lo más probable es que el mazapán sea de procedencia árabe. Así, el mazapán habría sido introducido en Europa bien desde el sur, con la invasión musulmana de la península Ibérica en el siglo VIII, o bien desde el este, a través de peregrinos y cruzados.

El mazapán en Toledo es un arte vivo que día a día, desde el siglo XII, mantiene su creatividad. Así fue ya en tiempos de Alfonso VIII y continúa siéndolo en los hornos de las “dar al-qedisa”, las casas de las monjas, es decir, los conventos de “dueñas ençerradas”, como se decía en la Edad Media.

Estrechamente vinculada su historia a la de Toledo, el mazapán cobra vida cual invento mágico para poder preservar los alimentos que mitigaban el hambre tras numerosas batallas contra los árabes por toda la Península en el siglo XIII.

Manos artesanas de una comunidad religiosa, obraron el milagro. Y ese milagro se repite cada día en el obrador de las Religiosas Dominicas de Jesús y María desde 1953 manteniendo este proceso de elaboración único en España, creando ese exquisito manjar con pasta de almendras y azúcar, levemente horneado.

El Mazapán de Toledo recibió la categoría de “Indicación Geográfica Protegida” en 2002.

Esta tradición y arte Toledano, es el mejor recuerdo que se puede llevar de esta espléndida ciudad, para el deleite de los más exquisitos paladares.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén